viernes, 18 de noviembre de 2011

Futuro Clásico: Volkswagen Golf GTI y Cabriolet (Parte I)




Hablar del Golf, es hablar un poco de la historia del automóvil, sin embargo, en este primer articulo nos centraremos en las dos primeras generaciones y en sus más importantes variantes como lo son el GTI y el Cabriolet. 

La Historia...

Al igual que el antiguo Beetle, el Golf se convirtió en un icono influyente para Volkswagen. 
El Golf tenía en sus hombros una difícil misión, revitalizar las ventas de Volkswagen que carecía de un modelo urbano moderno, en parte debido, a que las ventas del viejo Escarabajo venían en descenso.



El público de aquel entonces comenzaba a preferir automóviles con motores delanteros, enfriados por agua y un comportamiento más dinámico.

Ante este panorama fue lanzado el nuevo Golf en Mayo de 1974, y aunque muchos piensan que Volkswagen dio en el clavo, la idea del Golf fue un estudio minucioso que comenzó en 1969. Al adquirir AutoUnión (Audi), el grupo Volkswagen se hizo de nuevas tecnologías inherentes a motores refrigerados por agua y tracciones delanteras.

El Golf (MK1) fue denominado internamente como Type 17. Y su nombre, contrario a lo que se piensa proviene de la palabra Gulf Stream que en alemán se traduce como “Corriente del Golfo”, en una época en que todos los productos derivados de la marca germana recibieron nombres semejantes como  Passat (Trade Wind / “Viento Alisio”, viento del este que domina las regiones tropicales); Jetta (Jet Stream /Corriente en Chorro, franja que concentra vientos fuertes), Scirocco (Palabra italiana que significa viento sudeste) y Bora (de la palabra Bóreas que significa viento del Noroeste).

El primer concepto del Golf no difería mucho del modelo de serie
salvo por su frontal con focos rectagulares y el pilar C más fino.

Posteriormente también se le relacionaría con el Golf como juego, hecho que quedo de manifiesto cuando se presento el Volkswagen Polo y el Gol brasileño. Además del pomo del cambio presente en el GTI con forma de pelota de Golf.

Ya sea con caja manual o DSG la forma de pelota de Golf se ha mantenido
invariable como distintivo del GTI

El Golf fue diseñado por Italdesign / Giorgetto Giugiaro de este diseño derivaron muchos otros modelos Hatch de similar estética como el Seat Ibiza, Yugo Florida, Renault 19, Fiat Uno. Destaca por su ancho pilar C, y una línea de cintura mas delgada, lo cual se ha hecho algo distintivo del modelo, así como el paralelismo que se produce entre el portón trasero y la línea de la puerta en la variante de puertas.

La evolución del Diseño del Golf se aprecia en este dibujo, desde los trazos rectos
y limpios del diseño de Giugiaro hasta el diseño más curvo y musculoso de las
nuevas generaciones

En este dibujo se aprecia el paralelismo que se ha mantenido entre el portón 
trasero y las puertas y que ha sido preservado como un rasgo de diseño
particular del Golf, sutil en las primeras generaciones y evidente en las
ultimas.


GTI y el Nacimiento de los HotHatch.

El GTI fue presentado al público en junio de 1976, equívocamente se dice que fue el primer GTI de la historia, sin embargo, el primer compacto deportivo fue el Renault 5 Alpine, que sin embargo no tuvo un reconocimiento comercial que si tuvo el Golf GTI. En un comienzo se pensaba llamar al GTI como Sport Golf.

La idea fue similar a lo que hizo John DeLorean en los 60 con el Pontiac GTO, tomar un automóvil compacto e instalarle un motor más potente con algunos extras como aire acondicionado y opciones de alto rendimiento que lo pudieran diferenciar de la versión estándar. Fue así que el GTI equipaba un motor de 4 cilindros y 1588cc de cilindrada, lo cual elevaba la potencia a 110 CV. Además de incluir el emblema GTI en rojo en la parrilla delantera, el primer GTI montaba un spoiler delantero de color negro, sin embargo montaría 2 focos en su frontal. El frontal bifaro característico del GTI (dos grandes y dos más pequeños) llegaría entrados los 80. Cabe destacar que el GTI fue el primer compacto en utilizar la inyección de combustible lo que en parte ayudo al incremento de potencia.

Una imagen del Brochure del GTI MKI se aprecian los multiples detalles como el tapiz
especifico del GTI, volante y pomo con forma de pelota de Golf, además del motor 1.6
limpialuneta trasero un lujo en esos años.

Entrados los 80 la caja de velocidades de 4 relaciones fue sustituida por una de 5, con tan solo 810 kilos le permitían al GTI llegar fácilmente a los 180 KM/H, no era un GTI como los de ahora siendo considerablemente más pequeño. El GTI se convertiría en una bomba que afectaría comercialmente a todas las otras marcas que se vieron en la obligación de tener productos similares en su gama, naciendo de esta manera la era de los GTI, donde la competencia se fue haciendo cada vez más dura, al Golf GTI y el R5 Alpine, se les uniría el  Opel Kadett GT/E y el Ford Escort RS, en un comienzo, posteriormente llegarían el Peugeot 205 GTI, Citroën Visa GTI, Ford Fiesta XR2 o el Austin Metro Turbo. Desencadenando una lista interminable de Hatchs que se continua hasta nuestros días.



Auténticos cohetes estos HotcHatchs buscaban competir por aquel entonces con el Golf GTI, de izquierda a derecha: Peugeot 205 GTI, Renault 5 Alpine Turbo, Opel Kadett GT/E, Citröen Visa GTI, Austin Metro Turbo, Ford fiesta XR2, Talbot Sumbean Lotus, Fiat Ritmo Abarth 2000, Seat Fura Crono. 

En el primer Golf la suavidad y el confort de ruta no eran uno de sus puntos fuertes, su habitáculo era muy espartano, con pocas concesiones a la comodidad, otras de sus debilidades estaban en los frenos y la amortiguación, además de contar con los bajos con tendencia a la oxidación.


Rabbit era el nombre que recibía el Golf en Norteamérica y permitió a VW
consolidarse en ese mercado, difería del GTI por sus focos cuadrados.

El GTI Pirelli Edition, una de las primeras ediciones especiales 
que se fabricaron del GTI

Llega la modernidad, GTI Segunda generación MKII 

Este problema se vería solucionado en la segunda generación del GTI presentada en 1984, Quizás el más conocido y que consolido al GTI en su sitial de HotHatch, más grande y ancho que su antecesor, el nuevo Golf estaba también más equipado. Se ofrecieron muchas más motorizaciones y el diseño corrió por cuenta del departamento de diseño de Volkswagen.
Lo que más llama la atención de esta versión es su extremada robustez (sobrepeso dirán algunos), en parte por la adición de múltiples gadgets durante su vida comercial como Cierre centralizado, alzavidrios, aire acondicionado, tapiz de cuero y las molduras plásticas que recorren los pasos de rueda que se hicieron características de los GTI, cabe destacar además que los GTI también se comenzaron a ofrecer en la variante de 5 puertas. Al ganar más espacio también se gano más peso lo que obligaba a aumentar la potencia de los motores.


El GTI MKII, Inicialmente montaba el mismo motor del GTI anterior que había sido recientemente reemplazado y que tenía un motor 1.8 y 112 CV.  A partir de junio de 1985 aparece el nuevo Golf GTI 16V que como su nombre indica, su motor había sido adicionado con un doble árbol de levas a la cabeza, y cuatro válvulas por cilindro al mismo motor 1.8 L ahora produciendo 139 CV. A partir de ese momento, ambas variantes del Golf GTI empezaron a montar llantas de 14" como equipo de serie (de acero estampado, no obstante existían llantas de aleación como equipo extra), también unas nuevas molduras laterales, que sustituían a las franjas laterales de la generación anterior, y al frente, su parrilla presumía del frontal bífaro como equipo de norma.



Al llegar las versiones catalizadas los GTI vieron disminuir su potencia en 129 en el GTI 16v y 107 en el GTI normal.

Vendrían más opciones especiales pero tres de ellas llaman mucho la atención:
El Golf GTI G60, que si bien no tenía las 16 válvulas del Golf GTI 16V, presentaba el supercargador tipo "G", que al ser inyectado al motor 1.8 incrementaba la potencia hasta 160CV.

En 1986 se presento el Syncro, con el motor 1.8L y 90 CV. El Syncro se caracterizaba por montar un sistema de tracción integral desarrollado en conjunto con Steyr Damiler- Puch. Un alto precio termino por sepultar el modelo aunque en total fueron producidas 26.000 unidades en tres años.

El Rallye Golf una de las versiones más buscadas

El Rallye Golf que estaba ideado para ser homologado en Rallye en 1989, buscaba competir con el Lancia Delta Integrale y el Audi Quattro, montaba unos pasos de rueda ensanchados y un frontal con faros rectangulares (muy semejante al Corrado), además de tracción integral y molduras del color de la carrocería. Quizás no tuvo el mismo éxito en parte por su elevado coste, casi el doble de un Golf GTI. Y ciertamente tampoco era muy agraciado en comparación a la competencia. Montaba el motor 1.8 L acoplado al compresor G-60 y una caja de 5 relaciones y un sistema que VW bautizó como Syncro (un control de estabilidad que actuaba también como un tracción integral). La venta se limitó a 5000 unidades.

Golf  GTI Limited un lobo con piel de oveja.

Golf Limited: Fue diseñado y construido por Volkswagen Motorsport, y era una edición muy limitada basada en el Rallye Golf pero que se comercializó en variante de 5 puertas, aunque se fabricaron dos unidades de 3 puertas. Montaba todas las opciones disponibles en el Golf, montaba el Motor 1.8 16v con el compresor G60, transmisión deportiva y el sistema de tracción integral Syncro. Todos eran gris metálico, y montaban llantas BBS, parachoques tipo “federal”, un marco azul en su parrilla, el logo frontal de VW en negro, faros Hella tintados negro y las respectivas insignias de MotorSport además de una placa con la numeración. Fue aun más caro que el mismo Rallye Golf, con un precio de 68.500 marcos alemanes. Se vendieron a ejecutivos de VAG principalmente y a clientes fieles a la marca. Desarrollaba 210 CV e iba de 0 a 100 en 7,2 segundos. Solo se fabricaron 71 y fue el Golf más potente hasta la llegada del R32 en 2003.


El Cabriolet:


La versión convertible fue introducida en 1980, y era ensamblada por Karmann, que también ensambló el Beetle convertible y el Karmann Ghia, en un comienzo se llamaba Golf Cabriolet, pasando a llamarse solamente Cabriolet en 1985.

A diferencia del Golf normal el Cabriolet era un vehículo más lujoso y robusto, todo el armado corria por cuenta de Karmann, ya que Volkswagen solo facilitaba las partes de la carrocería, el interior y los motores.

Uno de los detalles más distintivos era barra de seguridad que cruza el habitáculo y que le otorgaba mayor rigidez a la vez que como su nombre lo dice, les otorga a los ocupantes mayor seguridad en caso de vuelco.

El cabrio sin los aditamentos y parachoques del color de la carrocería 
luce mas noble.

Cabe destacar que no hubo una segunda generación del Cabriolet, acorde a las generaciones del Golf Hatchback. Y el modelo permaneció con leves retoques a la venta hasta 1993, cuando fue reemplazado por el Cabriolet MKIII. El cabrío solo varía en los parachoques y faldones que pasaron de ser negros a tener el mismo color de la carrocería. Los focos traseros son los mismos de la primera generación, manteniéndose sin cambios.


Con los más deportivo el Cabriolet luego del reestiling

Golf GTI  y Cabriolet en Chile

Encontrar un Golf GTI de primera generación es casi imposible y su precio, al ser ya un clásico, seria exorbitante. Sin embargo, si podemos encontrar algunos Golf de primera generación en variante de 3 o 5 puertas. Cabe destacar que todos ellos son de origen alemán.

En los anuncios es regular ver algún GTI de segunda generación en buen estado. Se debe tener especial atención a una unidad que tenga mucho kilometraje, oxido o bien que haya sido tuneado. Las piezas de esta generación en particular no resultan ser muy baratas. El GTI de segunda generación aun tiene el carácter de la primera y cierta modernidad de los Golf posteriores. Comprar un GTI de segunda generación ya nos ubica a bordo de un Futuro Clásico, y nos permite disfrutar con regularidad de él, ya que son vehículos fiables. Los valores fluctúan entre $1.000.000, para unidades a restaurar hasta $2.500.000 en una unidad en buen estado. De encontrar una unidad especial a un precio bajo solo aconsejamos no pensarlo mucho. Como consejo, optar por unidades sin tanto tuning.

Imagen Gentileza Chileautos.cl


Los cabriolet se disiparán más que nada porque su valor como clásico es más grande. Se debe poner especial atención en la carrocería ya que no resultará fácil encontrar repuestos y partes debido a que muchas de ellas son especificas del cabriolet. Sus valores varian entre $2.500.000 para una unidad a restaurar hasta $4.500.000 para una unidad en perfecto estado, aunque hay que tener en cuenta que por esa misma cifra se puede obtener un Golf Cabriolet MKIII, destinado a convertirse en clásico al igual que su antecesor.

Imagen Gentileza Chileautos.cl

Si deseas disfrutar de un autentico clásico el Volkswagen Golf GTI o el Cabriolet de primera generación, es una buena opción para comenzar. los MKII aun se encuentran en ese limbo entre lo moderno y Futuro clásico. Aunque todos, poseen mecánicas fiables y comodidad que te harán disfrutar, como si de un auto moderno se tratase.

Pronto la Segunda parte de esta interesante nota.



Reacciones:

3 comentarios:

  1. este auto es un clásico, me encanta sin techo, queda divino para el verano. a mi me gustaría hacérselo a mi volkswagen gol pero no se como quedará ya que es un auto con otra lineatura.

    ResponderEliminar
  2. Es horrible el golf, simple y feo. El rey de la marca es el escarabajo pero el clásico 1938-2003 motor enfriado por aire

    ResponderEliminar
  3. As dw tener un puto nisan de.mierda o.un honda piche.meko

    ResponderEliminar